Volver a Blog

Mica en el país de las maravillas

17 Marzo 2021 | Eva Olaya


Amar a la bestia es una historia sobre la búsqueda de la identidad y de la verdad. Alicia se pregunta si sigue siendo la misma en el libro de Carroll, y diversos acontecimientos la conducen a replantearse quién es a lo largo de la historia, conflicto que comparte con Mica, la protagonista de la novela, que no puede recordar su pasado. ¿Somos lo que recordamos? ¿Somos lo que hemos vivido? ¿Qué ocurre entonces cuando lo olvidamos? Mica despierta después de dos años en coma en un mundo tan surrealista como el del país de las maravillas, un lugar donde los fármacos desvirtúan su ser, donde le han dado un papel que no sabe interpretar y donde comienza a ver al Conejo Blanco, al que sigue torpemente para salir de su particular madriguera amnésica.

En su viaje, algunos de sus recuerdos tienen que ver con personas muy dañinas, Reinas y Reyes Rojos que se han aprovechado de ella y de su inmensa capacidad de amar y perdonar, y que no dejarán de hacerlo si no los desenmascara y los detiene de una vez por todas.


El Conejo Blanco y la madriguera

En la cultura popular, el Conejo Blanco se ha convertido en símbolo de la persecución de algo de forma ciega, en un acto de fe que desemboca en aventuras y descubrimientos. Si en el mundo de Alicia es el primer contacto con una serie de personajes que parecen experimentar la locura, puede que Mica también se esté trastornando al perseguirlo… ¡O podría ser al revés! En cualquier caso, nuestro amigo, siempre con su reloj en la mano, insiste a Mica en que se dé prisa en despertar, aunque siempre le canta la misma nana... ¿Es que acaso está dormida? 

Desde luego, siente que no puede alcanzar el mundo de verdad, el mundo de arriba, atrapada, como está, en lo profundo de la madriguera, sin dejar de caer y caer, cada vez más lejos de la realidad.